Huertos Ecuador
Coco
Pasa el mouse para hacer zoomToca la imagen para hacer zoom

Coco

Nuevo
5 / 5
800

Es quizás una de las plantas tropicales menos conocidas. Y, sin embargo, el cocotero es la planta más plantada del mundo. Curiosamente, cuando hablamos de los cuidados del cocotero no nos referimos a esas palmeras enormes que vemos en las postales caribeñas. Más bien nos referimos a su germen. A una planta estilizada y hermosa que puede cultivarse en maceta a este lado del Atlántico.

Poco común y, sin embargo, sumamente original. Así podríamos resumir a una planta que, como su nombre indica, nace de un coco. Un punto de naturaleza exótica que, además y con los cuidados necesarios, puede alcanzar una envergadura importante. Eso sí: como buena planta de orígenes caribeños, los cuidados del cocotero están marcados directamente por sus orígenes. Y, quizás por eso, es imprescindible conocerlos antes de plantearnos su cultivo.

Distinto y esbelto, el cocotero o coco nucífera es una apuesta ideal para quienes quieran afrontar el reto de su cultivo. Porque no nos engañemos: fuera de su lugar de origen, disfrutarla conlleva estar muy pendientes de ella.

LUZ, TEMPERATURA Y HUMEDAD: AUTÉNTICOS IMPRESCINDIBLES EN LOS CUIDADOS DEL COCOTERO

Si nos planteamos disfrutar de esta planta, tendremos que llevar a rajatabla los cuidados del cocotero o coco nucífera. Algo lógico si tenemos en cuenta que estaremos cultivándola en unas latitudes muy distintas a la tierra de la que es originaria la planta. Por ello, es fundamental que tratemos de recrear al máximo las condiciones meteorológicas en las que crece de manera natural.

Por eso, uno de los cuidados del cocotero por el que tendremos que velar es porque reciba mucha luz. Es importante entender que tanto en el centro como el sur de América el índice de luminosidad es muy alto. Algo que tendremos que buscar, no solo ubicando la planta en un lugar soleado. También y sobre todo en los meses de invierno, en los que las horas de sol se acortan, tendremos que procurar que reciba el máximo de iluminación al cabo del día.

Intimamente ligado a este aspecto está otro de los cuidados del cocotero que no podemos desatender: la temperatura. Hablamos de una planta que solo puede vivir con normalidad hasta los 16 grados. Una temperatura que obliga a considerarla una de nuestras plantas de interior. El único lugar en el que es posible tener mínimo esa temperatura, a menos que vivamos en Canarias. Los 21 grados de confort propios del interior de las casas en invierno serán perfectos para que el cocotero pueda mantenerse a la espera de los meses de verano.

Humedad de riego y ambiental

Dejémoslo claro: el coco nucífera no es una planta apta para olvidadizos. Y decimos esto porque, entre los cuidados del cocotero, está cuidar de su riego. Y no solo en lo que respecta a la maceta sino, también, al ambiente.

Por un lado, el cocotero necesita de un riego constante y abundante. Lo ideal es que, durante el invierno, reguemos cada ocho o diez días. Una pauta que se recorta sustancialmente en los meses de verano, cuando nos exigirá una frecuencia mayor: cada tres o cuatro días como máximo. Dado que es una planta que necesita un buen grado de humedad, tendremos que procurarle un drenaje adecuado. Bastará con una cama de perlita en la base de la maceta, que permita evacuar el agua sobrante de riego.

Pedir por WhatsApp
Métodos de pago seguro
  • Tarjeta de crédito
  • Transferencia

La información de pago será detallada en el check-out de tu compra.

¿Tienes preguntas sobre este producto?

¡Escríbenos a WhatsApp para ayudarte!

WhatsApp

Desde tu hogar
Compra sin salir de casa.
Escríbenos
Te atendemos en Whatsapp.
Aceptamos tarjetas
Tarjetas de crédito y débito.
Entrega garantizada
Nosotros nos encargamos.

También te puede interesarRecomendados